Cómo Estudiar Mejor • Los Mejores Hábitos de Estudio

La gran mayoría de los estudiantes exitosos, han alcanzado esos niveles de éxito gracias al desarrollo de efectivos hábitos de estudio. Sin importar en donde estés en tu vida, es importante que conozcas estos poderosos consejos de estudio.


Ya sea que seas un estudiante que quiere obtener mejores calificaciones, un emprendedor que quiere aprender sobre ventas y mercadotecnia, o simplemente una persona que quiere profundizar en algún tema sobre desarrollo personal; este artículo te será de gran ayuda. Aquí te compartiré los 9 hábitos más importantes para estudiar mejor y lograr entender cualquier tema con mayor claridad.


Estudiar Correctamente

Antes de empezar, es importante que sepas que la clave para ser un buen estudiante es saber educarse de manera inteligente. No sirve de nada pasar 5 horas estudiando un tema, si no aplicas un método correcto de estudio.

Aunque algunos estudiantes parecen cursar las materias con excelentes calificaciones sin ningún tipo de esfuerzo, estas personas son la excepción. La mayoría de las personas exitosas, en general, han alcanzado sus objetivos de estudio, al desarrollar hábitos positivos.

Los 9 hábitos que te compartiré en este video serán un reto al principio. Sin embargo, es importante que los desarrolles gradualmente. Mantente perseverante y notarás que tus resultados irán mejorando, tu conocimiento incrementará y tu habilidad para adquirir nueva información se seguirá perfeccionando.


1. Ten una Razón Clara para Estudiar

Estudiar sin una clara dirección nunca será un método efectivo para entender nuevos temas.

El primer hábito es: “Ten una razón clara para estudiar”.

Sin importar el tema que estés estudiando, es fundamental que sepas ¿Cuál es la razón por la que estás aprendiendo?. Cada vez que te sientes a leer un libro o a hacer una tarea, tienes que tener un objetivo que justifique el tiempo que le dedicarás a esa sesión de estudio.

Puedes tener objetivos académicos, objetivos profesionales o objetivos personales; si no sabes cómo diseñar un objetivo, en la descripción de este video, te comparto una liga para saber cómo fijar objetivos.

La motivación que necesitas para completar tus sesiones de estudio de manera exitosa, será proporcional al poder que tenga la razón por la que empezaste.


2. Empieza con lo Más Difícil

Por otro lado, intenta no permanecer mucho tiempo en tu zona de confort.

El segundo hábito es: “Empieza con lo más difícil”.

Hay mucha gente que tiene la mentalidad de empezar con lo más fácil e irse moviendo hacia lo más difícil. Esto es porque nuestra mente, está buscando lo más placentero en este preciso momento. Sin embargo, la mejor estrategia siempre será empezar por lo más complicado, es decir aquello que requiere de más energía mental. Al terminar ese gran proyecto, esa materia difícil o ese libro complicado, te darás cuenta que es más fácil seguir con el resto de tu estudio.


3. Crea un Plan de Estudio

Hay una frase que dice: “Un tonto con un plan puede vencer a un genio sin un plan”.

El tercer hábito es: “Crea un plan de estudio”.

Los estudiantes más exitosos logran tomar dos pasos muy importantes.

El primero es desarrollar un plan semanal de estudio.

Y el segundo es comprometerse a cumplir la estructura de ese plan.

Las personas que apoyan sus estudios en sus emociones dicen:

Voy a estudiar cuando tengas ganas, ahora no es importante”. Esa actitud lleva a estudios muy esporádicos donde los resultados por lo general son muy pobres.

Cuidado de no caer en esta trampa, y comprométete a crear planes semanales de estudio, donde bajo tus propios términos, puedas desarrollar tu educación.


4. Establece una Rutina

Para continuar con esta idea,

El cuarto hábito es: “Establece una rutina”.

Crear un plan de estudio es importante, sin embargo, una rutina te dará la consistencia necesaria para avanzar cada día con mayor inteligencia y menos resistencia. Recuerda, somos el resultado de nuestros hábitos. Así que cuando estudies a la misma hora todos los días, todas las semanas y todos los meses, integrarás el estudio a una parte de tu vida. En general, podrás acceder al tiempo de estudio con más ánimo y entusiasmo, preparado para una sesión productiva y efectiva. Y si sorprendentemente ocurre algo especial o fuera de lo común que mueva tus tiempos, no te preocupes, simplemente intenta regresar lo antes posible a establecer tu rutina de éxito.


5. Abandona tu Deseo de Procrastinar

Todos sabemos que estudiar no siempre es lo más sencillo y divertido, sin embargo, si quieres lograr el éxito en cualquier área de tu vida, es importante que desarrolles tu disciplina.

El quinto hábito es: “Abandona tu deseo de procrastinar”.

Es muy fácil abandonar tus estudios ya sea porque no te interesan, porque son difíciles de entender o porque simplemente estás cansado. Tu mente te intentará convencer de escapar de los estudios y perseguir el placer, sin embargo, todo este proceso se puede ver afectado si caminas por esta ruta. Para lograr estudiar de manera efectiva, tienes que desarrollar un sentido de responsabilidad personal, en donde sabes que lo que estás haciendo es importante y por lo tanto, no puedes ceder ante tus deseos de procrastinar.

Siguiendo este mismo razonamiento,


6. Evita Todas las Distracciones

El sexto hábito es: “Evita todas las distracciones”.

Uno de los grandes problemas hoy en día, es nuestra limitada capacidad para poner atención durante largos periodos de tiempo. Es muy fácil distraerse: A lo mejor te gusta constantemente ver tu teléfono, platicar con un amigo o navegar en internet. Sin embargo, aquí te propongo tres cosas para enfocarte correctamente:

Primero: Busca un lugar aislado donde sabes que no serás distraído.

Segundo: Aleja todas las distracciones que sabes que desviarán tu atención. Por ejemplo, apaga tu teléfono o guárdalo en un lugar al que no puedas acceder fácilmente.

Y Tercero: Durante el tiempo que previamente fijaste, pon toda tu atención en tus estudios.

De igual manera, abajo te compartiré un video para que aprendas a enfocarte y desarrollar tu concentración.


7. Nunca Dejes el Estudio para el Último Momento

Aquí hay algo que puede parecer obvio pero te lo recalco para que lo tengas presente,

El séptimo hábito es: “Nunca dejes tus estudios para el último momento”.

¿Alguna vez te has encontrado en una situación donde son las 2 de la mañana, todos están dormidos, pero tú estás tratando de mantenerte despierto con todas tus fuerzas, estudiando para el examen que tendrás en una horas? Si es así, es tiempo de cambiar. La idea es que después de ver este video, eso muy rara vez te vuelva a pasar. Las personas exitosas reparten su aprendizaje en periodos de tiempo. Estudia aunque no haya tarea, lee aunque sean vacaciones y prepárate aunque el resto de tus compañeros estén descansando. Aunque sean periodos cortos de estudio, lo importante es que entres en un modo de constante aprendizaje.


8. Toma Notas y Revísalas para Conectar Ideas

Estudiar significa entender profundamente lo que estás leyendo o estudiando, y tener la capacidad de explicárselo a alguien más.

El octavo hábito es: “Toma notas y revísalas para conectar ideas”.

Ten la costumbre de siempre tomar nota de las cosas que deseas estudiar. Si estás en clase, enfócate en tomar buenas notas. Si eres empleado, asegúrate de tomar notas en las juntas. E incluso si estás viendo este video, te recomendaría que tomes notas de aquellos conceptos que te parecen importantes. Una vez que tengas esas notas, es importante que las revises cuando sean necesarias. Al hacer una evaluación de tus apuntes antes de cada sesión de estudio, podrás conectar las ideas, entenderlas con mayor claridad y recordar los puntos importantes. Asegúrate de que tus periodos de estudio tengan un objetivo en donde las ideas principales resalten y las tengas presentes. Intenta desarrollar diagramas y mapas mentales que te ayuden a estructurar tu pensamiento y recordar cómo se conectan los puntos principales.


9. Rodéate de Gente Comprometida

Cerraremos este mensaje recalcando tu vida social,

El noveno hábito es: “Rodéate de gente comprometida”.

¿Has escuchado la frase: “Dos cabezas piensan mejor que una”? Esto es particularmente cierto en los tiempos de estudio. Hay 4 ventajas que te dará tener un grupo de estudio:

Primero: Cuando encuentres dificultades, podrás recibir ayuda de alguien más para entender mejor.

Segundo: Podrás terminar proyectos o tareas con mayor velocidad.

Tercero: Al enseñar los conceptos a alguien más, podrás integrar mejor lo que aprendiste y en el proceso ayudarás a tu grupo.

Y cuarto: Podrás establecer una amistad con aquellas personas que comparten valores similares a ti.

A pesar de estas ventajas tienes que estar atento a que el grupo de estudio no se salga de control, busca a 5 personas máximo y asegúrate que todos los miembros tengan el mismo deseo de crear un sistema de estudio eficiente, inteligente y con objetivos.


Conclusión

Estos 9 hábitos de estudio te darán las herramientas necesarias para alcanzar los niveles de éxito que estás buscando, aquí te los recuerdo rápidamente:

  1. Ten una razón clara para estudiar.

  2. Empieza con lo más difícil.

  3. Crea un plan de estudio

  4. Establece una rutina

  5. Abandona tu deseo de procrastinar

  6. Evita todas las distracciones

  7. Nunca dejes tus estudios para el último momento

  8. Toma notas y revísalas para conectar ideas

  9. Rodéate de gente comprometida

Ahora es tu turno, desarrolla estos 9 poderosos hábitos y notarás que tus resultados comenzarán a mejorar.





Entradas Recientes

Ver todo

La Regla de las 5 Horas • El Camino al Éxito

Existen personas que han alcanzado enormes niveles de éxito. Personas que han sobresalido en el mundo de los negocios, en la política o en el arte, ante esto nos preguntamos: ¿Qué es lo que los hace t