top of page

Cómo Fijar Objetivos SMART

La clave para avanzar en cualquier aspecto de tu vida es saber plantear objetivos claros y precisos. Ya sea que quieras mejorar tus relaciones, elevar tu confianza, tener un cuerpo más saludable o desarrollar tu negocio; tendrás que fijar indicadores que te informen si alcanzaste o no el objetivo.


Deseo Sin Sentido v.s. Objetivo Específico

Por ejemplo, de un lado tenemos a alguien que dice: “Quiero bajar de peso”. Y del otro lado tenemos a otra persona que dice: “Quiero bajar 15 kilos en 4 meses a través de una dieta específica y un régimen de ejercicio de 5 días a la semana”. La primera idea es un deseo, y la segunda es un objetivo específico con datos precisos: se puede medir, se puede alcanzar, es muy relevante y está sujeto a un tiempo definido. Es decir, es algo que llamaremos un “Objetivo S.M.A.R.T.”

En este artículo, te compartiré una metodología para fijar este tipo de objetivos y utilizarlos para impulsar tu vida con mucha mayor potencia y precisión.


Objetivo SMART

El concepto de “Objetivo S.M.A.R.T.” viene de un acrónimo en inglés que se utiliza ampliamente por su increíble efectividad para definir metas con precisión. Piénsalo de esta manera, estás en un barco, navegando hacia un destino, pero si no tienes brújula, te será extremadamente difícil llegar a donde deseas. En mar abierto, estás a la deriva, avanzando con mucha confusión sin saber realmente a dónde vas. Por más que te esfuerces, si no sabes en qué dirección estás avanzando, lo más seguro es que nunca obtengas los resultados que estás buscando. Sin embargo al desarrollar objetivos claros, estructurados y bien definidos, podrás llegar al lugar en donde realmente deseas estar.


Ahora te compartiré qué significa cada una de las letras del método SMART.


S de Específico

La primera letra es la “S” y hace referencia a “Específico”.

Al iniciar cualquier tipo de objetivo, tienes que comprometerte a articularlo de la manera más específica que puedas. Piensa que este es el inicio de una poderosa declaración de lo que quieres lograr, por lo tanto, busca que tenga un impacto personal. De igual manera intenta que tu objetivo sea descrito de manera detallada al contestar a estas 5 preguntas:


1. ¿Qué quiero lograr? Define exactamente lo que quieres, entre más detalles encuentres será mejor.


2. ¿De quién depende este objetivo? Piensa si existen otras personas que deben participar exitosamente en el proceso.


3. ¿Para qué es importante este objetivo?

Explora las razones más importantes que tengas para conquistar esta meta.


4. ¿Dónde voy a lograrlo?

Esta pregunta no siempre aplica, pero si el éxito de tu objetivo depende de una ubicación o un evento preciso, no dudes en especificarlo.


5. ¿Qué recursos tengo para lograr el objetivo?

Aquí es importante definir qué herramientas tienes a tu disposición para obtener los resultados deseados.


Estas 5 preguntas te ayudarán a definir un objetivo específico.


M de Medible

La segunda letra es la “M” y hace referencia a “Medible”.

Es sumamente importante que tus objetivos tengan indicadores que puedas analizar para definir si hay progreso. Muchas veces la motivación viene cuando descubres que alcanzas esos indicadores. Al evaluar tu progreso, podrás mantenerte mucho más enfocado en los pasos que estás dando, y saber si es necesario hacer algún cambio para lograr el objetivo final. En este punto tienes que considerar las cantidades o parámetros que te indique si el objetivo se logró completar.


Por ejemplo, si tu objetivo es hacer ejercicio, tienes que clarificar cuántos minutos harás al día y cuántos días a la semana.

O si quieres conseguir más clientes, tienes que definir cuántos nuevos clientes vas a obtener.

O incluso, si quieres mejorar tus relaciones, puedes pensar en cuántas personas nuevas vas a conocer en un mes.

Lo importante es que definas elementos cuantitativos que te permitan evaluar tu nivel de progreso en cada objetivo, al medirlo frecuentemente.


A de Alcanzable

La tercera letra es la “A” y hace referencia a “Alcanzable”.

Otro aspecto importante para definir un objetivo es saber si tienes las herramientas necesarias para lograrlo. En este punto te tienes que enfocar en tus propias habilidades y tu capacidad de aprendizaje. Por ejemplo, piensa en un gran objetivo y hazte la pregunta:

“¿Tengo las herramientas o habilidades necesarias para conseguirlo?” Si la respuesta es positiva ya estás un paso adelante, sin embargo si la respuesta es negativa, hazte la siguiente pregunta:

“¿Puedo aprender o desarrollar esa herramienta o habilidad que me hace falta?”

La intención en esta parte es que observes qué tan realista es el objetivo y a través de qué acciones pretendes lograrlo.


Por ejemplo, puedes comprometerte a tener estabilidad financiera en un año. Para eso, tienes que honestamente considerar, qué tan alcanzable es esa visión. A lo mejor tendrás que aprender más sobre inversión, tendrás que crear una estructura de pagos para cubrir tus deudas, y tendrás que buscar nuevas fuentes de ingreso que eleven tu capital. Si estás comprometido y te sientes capaz de desarrollar ese profundo plan financiero, muy probablemente puedas considerar ese objetivo como alcanzable.


R de Relevante

La cuarta letra es la “R” y hace referencia a “Relevante”.

No tiene ningún sentido crear objetivos que no aportan nada a tu vida. Tienes que centrar tus metas en puntos que realmente sean importantes para ti. Este concepto te ayudará a expandir tu visión y situarte dentro de un marco más amplio. Cuanto observas el panorama completo, puedes darte cuenta si un objetivo es importante o no.

Para medir la relevancia de un objetivo que estás considerando, te propongo las siguientes 5 preguntas:


Evalúa del 1 al 10 cada pregunta, 1 siendo lo más bajo y 10 lo más alto:

  1. ¿Qué tan valioso sería para tu vida si consiguieras ese objetivo?

  2. ¿Qué tan correcto es este momento para empezar?

  3. ¿Qué tanto coincide este objetivo con la visión que quieres para tu vida?

  4. ¿Qué tan seguro estás de estarte preparando para alcanzar ese objetivo?

  5. ¿Qué tanto impacto positivo generará en tu vida el conquistar ese objetivo?

Ahora para cualquier objetivo que estés considerando, suma tus respuestas y si el resultado es mayor a 40, significa que encontraste un objetivo relevante.


T de Temporal

La quinta letra es la “T” y hace referencia a “Temporal”.

Esta parte es muy importante. Mucha gente puede crear objetivos, pero si no los delimita en un espacio temporal, se vuelven sueños muy poco realistas. Si un objetivo no está delimitado por un tiempo, sus probabilidades de éxito se reducirán considerablemente. Para crear un objetivo de forma correcta es indispensable que especifiques una fecha límite de evaluación. Al agendar temporalmente un objetivo, estás creando espacio para definir si la velocidad a la que estás avanzando es la adecuada o tienes que acelerar. El tiempo te pondrá una presión saludable para darle la prioridad que necesita tu objetivo para ser completado.


Por ejemplo, si tienes en mente perder peso y mejorar tu salud, puedes definir temporalmente tu objetivo de distintas formas:

  • Bajar 15 kilos en 4 meses al hacer ejercicio 5 días a la semana.

Semanalmente puedes observar si cumpliste con los 5 días de ejercicio y al final de los 4 meses haces una evaluación general midiendo tu peso.

Al crear un objetivo dentro de un marco temporal te comprometes a observar el inicio y el final de un proceso. Las limitaciones que el tiempo te marcan, te ayudarán a crear un sentido de urgencia positivo en donde sientes ese impulso para acelerar el paso.


Objetivos Específicos, Medibles, Alcanzables, Relevantes y Temporales

El desarrollo personal es una tarea constante. No todo el mundo está listo para comprometerse con objetivos “S.M.A.R.T.” Sin embargo, si te sientes preparado para crear indicadores detallados de tu crecimiento y avanzar con mucha mayor claridad, es importante que consideres crear un plan de acción alimentado por este tipo de objetivos. De manera muy rápida te recordaré el significado de cada letra:

  • S es Específico. ¿Qué quieres lograr?

  • M es Medible ¿Cómo vas a darte cuenta si lo lograste?

  • A es Alcanzable. ¿Qué necesitas para lograrlo?

  • R es Relevante. ¿Qué significaría si lo logras?

  • T es Temporal. ¿En cuánto tiempo lo vas a lograr?


Con esto en mente, te invito a que contemples un objetivo “S.M.A.R.T.” que tengas para este año.

Cada mes actualiza tu avance y monitorea tu progreso.

Sé parte de esta comunidad y comparte tus mayores objetivos. Ya tienes el Mapa ahora es tiempo de recorrer el Camino.


164 visualizaciones

Comments


bottom of page