top of page

Cómo Lograr tus Metas y Superar las Creencias Limitantes

Las Metas son los elementos que estructuran la dirección de tu vida. Tener metas equivale a seguir un mapa que te permita llegar al destino que buscas. Mucha gente está perdida porque nunca se ha sentado a tener una visión de vida. En Full Perception tenemos múltiples videos que recalcan la importancia de tener un propósito que alimente tu energía y motivación diaria. Sin embargo, existen 5 grandes creencias limitantes que pueden arruinar tu camino y desarticular todo el avance que quieres lograr.

En este artículo te presentaré las 5 cosas que pueden estar obstaculizando tu desarrollo, y al final, te propondré 5 perspectivas diferentes que puedes utilizar para fortalecer tu mapa y clarificar tu destino.


Creencias Limitantes

Empecemos por definir lo que es una creencia limitante. Básicamente, una creencia limitante es una convicción personal que tienes, que consideras que es verdad, que existe, que te ha afectado, y que al mismo tiempo te impide ver oportunidades, te mantiene atascado y reduce tus capacidades de lograr lo que quieres.

Todos tenemos este tipo de creencias, las generamos a partir de nuestro entorno cultural y nuestras experiencias de vida. Provienen de nuestra familia, nuestros maestros, nuestros programas de televisión favoritos o de nuestras amistades. Las generamos cuando éramos pequeños y nunca las cuestionamos. Nos acompañaron durante nuestro crecimiento, y nos fueron limitando en múltiples aspectos.


Sin embargo, existe la capacidad de transformarlas y cambiar su significado. Esto te abrirá las puertas para rediseñar la forma en cómo piensas y tu vida se verá extremadamente beneficiada.

El primer paso es reconocer las creencias limitantes que tienes. Cuando esté presentando cada creencia, pregúntate a ti mismo si realmente crees algo de esto. No te juzgues, simplemente reconoce si es algo que tú consideras “verdadero” y realmente abre la posibilidad de que estés equivocado y exista una manera distinta de pensar.


1. "Ellos Pueden, Pero Yo No".

La primera creencia limitante es: “Ellos pueden, pero yo, no”.

Este primer punto es fundamental. Aunque el éxito es algo muy relativo, todos podemos observar cuando alguien está viviendo una vida significativa y con propósito, y cuando alguien la está desperdiciando y arruinando todo su potencial.

Al observar a una persona exitosa, puede surgir un sentimiento de envidia en tu interior. A lo mejor puedes pensar que esa persona tuvo éxito porque tuvo algo que tú no tuviste. A lo mejor tuvo más apoyo, o más amor, o más dinero, ¿más opciones?, o más inteligencia. Sin embargo, lo que realmente estás haciendo, es destruyendo y quemando todas tus oportunidades. Si reconoces a una persona exitosa, significa que viste algo valioso en ella, sin embargo, al ver la diferencia entre dónde está él y dónde estás tú, te cuentas la historia de que sería imposible llegar hasta allá.


Esta es una de las creencias más peligrosas que existen y al repetirla en tu mente una y otra vez, la estás cimentando en lo más profundo de tu ser. Incluso si estás evitando hacer algo por miedo o por pereza, no utilices esta frase para justificar tus acciones. En lugar de eso, reconoce lo que realmente estás sintiendo y toma la responsabilidad.

Si estás comprometido a lograr tus objetivos, ten cuidado con esta manera de pensar.


2. "No Puedo Porque No Soy: _____________"

La segunda creencia limitante es: “No puedo porque no soy (completa la frase)”.

Esta es una creencia muy común hoy en día. Cuando mezclas estos dos conceptos: ¨"No puedo y soy" estás preparando una verdadera bomba para sabotear tu misión de vida.

Cuando hablas de lo que eres, estás dando paso a una explicación de tu identidad. Estás revelando lo más profundo de tu existencia y presentado tu persona. Por lo tanto, cuando acompañas ese pilar con “no puedo”, tú mismo te estás disparando en el pie. Estás definiendo tu identidad de manera limitada, y obstaculizando tu crecimiento y aprendizaje.


Mucha gente piensa: “no puedo empezar un negocio, porque no soy disciplinado” “no puedo tener metas, porque no soy organizado” “no puedo ser el mejor en mi trabajo, porque no soy lo suficientemente capaz” “no puedo encontrar el amor, porque no soy atractivo”.

Este tipo de pensamientos muchas veces están escondidos en tu mente, limitándote sin darte cuenta. Cuidado con la manera en la que te defines, porque tus creencias están alimentando tus acciones.


3. "Ya Sé Eso"

La tercera creencia limitante es: “Ya sé eso”.

Actualmente todo pasa muy rápido, parece que el tiempo se está acelerando y al mismo tiempo esto nos está haciendo mucho menos pacientes. Queremos todo de manera instantánea y eso puede arruinar nuestra capacidad de aprendizaje. Para poder aprender cualquier cosa, tenemos que ser conscientes de que no lo sabemos todo. Cuando somos adolescentes, una curiosidad mezclada con cinismo nos ayuda a descubrir muchas cosas y podemos pensar que ya lo sabemos. Adoptamos una actitud destructiva que nos cierra a nuevos aprendizajes, y mucha gente carga con esa actitud durante toda su vida.


Tener una mente abierta significa que estás mentalmente preparado para escuchar algo que previamente no sabías. En una conferencia, en un video o en una conversación, constantemente están surgiendo temas que a lo mejor no conocías previamente. Si te acercas a una persona con prejuicios y bloqueos, pensando que ya lo sabes todo, estás incapacitando tu propia habilidad de aprendizaje. Lamentablemente nuestro sistema educativo genera la creencia de: “Si no sabes, estás mal”.

Al estar viendo este tipo de videos, te corresponde cuestionar esta creencia y revertirla. Busca estar cómodo con no saber todo, y confía en un aprendizaje continuo. El reconocer que no sabes, no te hace débil, en cambio te capacita a ser más fuerte.


4. "No Tengo Tiempo"

La cuarta creencia limitante es: “No tengo tiempo”.

Puedes encontrarte en una situación en donde realmente no tengas tiempo para hacer algo en particular. Sin embargo, aferrarse a este pensamiento, te puede atrapar y limitarte en muchos sentidos. Todos tenemos 24 horas al día, los mismos 1440 minutos. A pesar de eso, no todos invierten esos minutos de la misma manera.

Realmente, el tiempo es un concepto, todos tenemos tiempo, y por lo tanto tienes que reconocer en dónde estás gastando tu tiempo.


Haz una tabla con todas las horas del día, y durante el desayuno, la comida y la cena, aprovecha unos minutos para hacer una revisión de lo que hiciste durante tu tiempo. Sé lo más honesto que puedas y reconoce que sí tienes tiempo, pero a lo mejor no los estás invirtiendo de la manera más eficiente.

Cuando hagas estas revisiones, observaras que hay patrones de comportamiento que no están alineados con tus mayores objetivos. Considera hacer los ajustes necesarios para utilizar el tiempo con sabiduría, orienta tus actividades hacia tus objetivos y lograrás entender que siempre hay tiempo suficiente si eliges utilizarlo conscientemente.


5. "No Tengo Tiempo"

La quinta creencia limitante es: “No necesito ayuda”.

La independencia es una maravillosa virtud. Sin embargo, ten mucho cuidado de no caer en los extremos individualistas. Como sociedad, tenemos la creencia colectiva que está mal pedir ayuda, que solo los débiles buscan ayuda de los demás. Nos centramos en nosotros mismos y por eso, nos es muy difícil trabajar en equipo.

Imagina a una persona que se está ahogando, está intentando nadar, ¡pero realmente no sabe en qué dirección! Se está agotando y ahí se presentan dos opciones: O pedir ayuda con todas sus fuerzas o morir ahogado.

Esta situación es extrema, pero la utilizo para ilustrar qué es necesario pedir ayuda, las conexiones humanas son lo más valioso que podemos tener y cultivar.


En cualquier área de tu vida, reconoce que hay expertos que ya transitaron ese camino. Uno de los recursos más potentes son los libros. Realiza tu propia investigación y descubre a los autores más relevantes en el mundo del Desarrollo Personal. Ya sea que quieras investigar cómo invertir tu dinero, cómo construir buenas amistades o cómo definir tu misión de vida; podrás contar con el apoyo de autores que presentan sus ideas plasmadas en libros. Por lo tanto, desarrolla la habilidad de investigar, escoger, leer, entender y aplicar las mejores ideas.


Conclusión

Para concluir este video, te recuerdo las 5 creencias limitantes que tienes que evitar, y te propongo 5 creencias diferentes para contrarrestar el efecto. Utilízalas para fortalecer tu mente y alimentar tus objetivos.

  1. “Ellos pueden pero yo no”. Cámbialo por: “Si ellos pueden, yo también podría”.

  2. “No puedo porque no soy...”. Transfórmalo en: “Si me enfoco en esa área, puedo lograrlo”.

  3. “Ya sé eso”. Modifícalo por: “Aún no sé todo, pero puedo aprender”.

  4. “No tengo tiempo”. Piensa en lugar: “Puedo administrar mejor mi tiempo”.

  5. “No necesito ayuda”. Mejor: “Expertos me pueden ayudar”.

Ahora todo depende de ti, ¿Qué harás con esta nueva información?





276 visualizaciones

Comments


bottom of page