Cómo Ser Más Perseverante y Nunca Rendirse

Cuando persigues algo valioso es inevitable encontrar obstáculos.

Alguna vez has pensado: ¿Por qué es tan difícil mantenerse motivado? Surge un gran objetivo en tu vida, te sientes inspirado y comienzas a avanzar hacia él, sin embargo, en algún punto te encuentras con muchos problemas y obstáculos que no habías anticipado.


“Esto es más difícil de lo que pensaba”; “No estoy avanzando”; “Esto es muy tardado”; “Ya no puedo hacerlo, mejor no hubiera empezado”.

Estos pensamientos surgen en tu mente. Al encontrarlos, lo más probable es que te rindas y dejes de intentarlo.

Sin embargo, en este video, te quiero proponer 7 estrategias para mantenerte inspirado. A pesar de encontrar obstáculos, tendrás las herramientas para superarlos y seguir persistiendo hasta tu meta final.



La chispa de esperanza es un concepto que surge muy a menudo. Algo pasa en tu vida, ya sea una conversación, un libro o un video, y encuentras la inspiración para cambiar algo. Dices: “Deseo ser más responsable”, o “Deseo libertad financiera”, o incluso “Deseo bajar de peso”. Sin embargo, estos deseos no tienen la potencia necesaria para darte el impulso que necesitas para seguir a pesar de los problemas. Lo que tienes que hacer, es aprovechar el deseo y convertirlo en compromiso. Cuando te comprometes con un objetivo, alineas tu voluntad con lo que más quieres y logras enfocarte en realmente seguir avanzando.


1. Adopta una Mentalidad Perseverante

La primera estrategia para no rendirte es: “Adopta una mentalidad perseverante”.

Realmente todo empieza con la mente, si quieres adoptar una actitud que no se rinda a pesar de los problemas que encuentres tienes que crear una unión entre tus pensamientos y tus emociones. En el video previo, te compartí las creencias limitantes que pueden afectar tu desarrollo, ahora en este video te propongo afirmaciones que pueden ayudarte a perseverar.

Intenta contemplar estas 5 frases, y repítelas de manera consciente para integrarlas a tu forma de pensar:


  1. “Yo elijo seguir aunque las situaciones sean difíciles”.

  2. “Encontraré un camino o crearé uno propio”

  3. “Las dificultades están diseñadas para fortalecerme”

  4. “Cada día aprendo algo nuevo, sigo creciendo y avanzando”

  5. “Al identificar el problema puedo buscar y encontrar la solución”

Estas son 5 frases muy sencillas, pero te invito a que reflexiones de manera profunda en ellas, y las utilices para adoptar una mentalidad que nunca se rinda y persista hasta conseguir el objetivo.


2. Analiza lo que Está Funcionando y lo que No

La segunda estrategia es: “Analiza lo que está funcionando y lo que no”.

Este es un paso fundamental. A veces, podemos sentir que avanzamos y de manera súbita encontramos un gigantesco problema que derrumbe completamente nuestra esperanza. El impacto con el fracaso es tan doloroso que queremos incluso llorar, arrinconarnos y no volver a intentarlo jamás.

Esto te puede ocurrir en distintas áreas de tu vida. Sin embargo, te pongo un método que te ayude a permanecer preparado. Una vez por semana, analiza lo que ha funcionado y lo que no ha funcionado. De manera ordenada y disciplinada, observa con claridad tu vida, y define los puntos que te han acercado al éxito y los que te han alejado. Cuando tengas este análisis preparado, podrás hacer modificaciones para reparar tu situación y saber dónde estás parado.


3. Rodéate de Gente Perseverante

La tercera estrategia es: “Rodéate de gente perseverante”.

Realmente piensa con quién convives. Si estás constantemente rodeado de gente que se rinde fácilmente y que critica tus aspiraciones, nunca podrás superar los obstáculos.

Por lo tanto, comienza a invertir tu tiempo con personas que quieran dejar sus malos hábitos, que busquen seguir creciendo y que tengan la intención de nunca rendirse.

Esto significa buscar amistades que te impulsen, pero también buscar contenido inspirador. Actualmente existen libros, podcasts, películas, videos y foros en línea que puedes utilizar para darte cuenta de que mucha gente no se está rindiendo y por lo tanto, tú también puedes continuar.


4. Recuerda tu Gran "Para Qué"

La cuarta estrategia es: “Recuerda tu gran -para qué-”.

Es importante que cuando diseñes tus objetivos tengas en mente él “para qué” los quieres lograr.

La razón por la cual estás aquí, viendo estos videos, es la misma razón que te sigue impulsando cada día. Cuando olvidas esa razón y la desprecias, rápidamente todo cambia y se vuelve más difícil. Si un objetivo no está alineado con tu gran “para qué”, yo te recomendaría que lo descartaras y te enfoques en crear objetivos que sustenten tu propósito en la vida. Cuando quieras abandonar un proyecto, ponte a pensar en las razones por las que iniciaste, entre más fuertes y verdaderas sean esas razones, más fácil te será permanecer en la carrera.


Este punto es central, más adelante te pediré que hagas un ejercicio con esto en mente, pero por ahora, reconoce tu mensaje central. Invierte tiempo en pensar, definir y clarificar lo más importante en tu vida. Este es el combustible de todas tus acciones, el alimento que te empuja a ser extraordinario. Reflexiona mañana, tarde y noche sobre esa luz interna que guía tus pasos, y te da la fortaleza para avanzar en la obscuridad. Cuando te encuentres atascado, ese gran “para qué” te dará el impulso que necesitas para salir de ahí, tomar tus cosas, buscar el camino y dirigir tus pasos.


5. Busca por Diferentes Caminos, pero No te Pierdas en Miles de Opciones

La quinta estrategia es: “Busca por diferentes caminos, pero no te pierdas en miles de opciones”.

Enfocarte en terminar algo, no significa que tengas que hacer lo mismo una y otra vez esperando un resultado diferente. Si te das cuenta de que lo que has hecho hasta ahora no está funcionando, no dudes en seguir intentando de una forma distinta. Explorar tus opciones es una de las grandes herramientas que tienes a tu disposición. Aparta un tiempo especial para pensar en diferentes métodos, estrategias, recursos o ideas que puedas implementar para preservar hacia tu objetivo. Sin embargo, cuidado con la parálisis por análisis. Sobre-pensar las cosas, puede ser la excusa perfecta para detener tu avance y refugiarte en los planes.

Encuentra el perfecto balance entre buscar opciones y actuar con persistencia.


6. Usa el Fracaso a tu Favor

La sexta estrategia es: “Usa el fracaso a tu favor”.

Si sigues avanzando hacia tu objetivo, tarde o temprano encontrarás el fracaso. Sin embargo, tienes que saber que el fracaso es la clave del éxito. El fracaso te abre la posibilidad de aprender algo nuevo y desarrollar tus habilidades. Cada vez que te equivocas, te acercas mucho más a estar en lo correcto. Cada adversidad, decepción y fracaso contienen una semilla de aprendizaje.


Sin embargo, todo depende de tu actitud frente al problema. Cuando el fracaso aparezca, tienes dos opciones:

Por un lado puedes permitir ser atormentando, retroceder y abandonar el camino;

y por el otro, entiendes que el fracaso es pasado es decir ya no existe. Te enfocas en la oportunidad que surge para aprender y la utilizas para seguir avanzando hacia el futuro.

Entiendo este poderoso mensaje, podrás observar que el “Fracaso” simboliza las piedras que van forjando tu camino al éxito.


7. Sigue Avanzando

La séptima estrategia es: “Sigue avanzando”.

Al final, este puede ser el consejo con mayor potencial en este video. A veces nos podemos encontrar atorados en la vida. Nos sentimos solos y queremos abandonar por completo nuestra misión. Sin embargo, es en este preciso momento donde tienes que seguir. Tienes que reunir la fortaleza necesaria para simplemente dar un paso, luego el siguiente y así sucesivamente avanzar a tu propio ritmo. Pon tu atención en objetivos diarios y al final del día observa si lograste conquistarlos. Al finalizar prepara los objetivos para el día siguiente. Repite este proceso y date cuenta de que todo depende de una elección.

Realmente la perseverancia reside en el hecho de elegir seguir avanzando.


Conclusión

Para concluir este video, te recordaré las 7 estrategias para fortalecer tu perseverancia y te daré un último consejo que puedes aplicar al terminar este video.

  1. La primera estrategia para no rendirte es: Adopta una mentalidad perseverante.

  2. Analiza lo que está funcionando y lo que no.

  3. Rodéate de gente perseverante.

  4. Recuerda tu gran “para qué”.

  5. Busca por diferentes caminos, pero no te pierdas en miles de opciones.

  6. Usa el fracaso a tu favor.

  7. Sigue Avanzando.


Estas 7 estrategias te presentan distintos métodos para continuar en dirección de tu propósito, pero hay un último consejo que quiero compartirte.

Comienza a explorar ¿Qué significa la victoria para ti?, esta pregunta puede parecer un poco extraña, pero reflexiona en esta palabra de ocho letras. ¿Victoria? ¿Qué representa para ti este concepto? En una hoja blanca escribe tu respuesta a esta pregunta y empieza a adoptar una mente perseverante inmune al fracaso y a la derrota.




Entradas Recientes

Ver todo

La Regla de las 5 Horas • El Camino al Éxito

Existen personas que han alcanzado enormes niveles de éxito. Personas que han sobresalido en el mundo de los negocios, en la política o en el arte, ante esto nos preguntamos: ¿Qué es lo que los hace t