Cómo Utilizar los Mini Hábitos para Alcanzar los Mejores Resultados

Una pregunta: ¿Estás cumpliendo con tu máximo potencial? A la mayoría de nosotros nos cuesta trabajo cumplir con nuestros compromisos todos los días. Tenemos una cantidad limitada de tiempo y energía, por lo que muchas veces, cosas que decimos que queremos hacer, terminamos por no hacerlas. Imagina poder leer, meditar, hacer ejercicio, cultivar una relación, desarrollar un negocio, escribir y aprender a tocar la guitarra. ¡Todo en un mismo día!


Probablemente pienses que esto es muy demandante, pero aquí te quiero proponer un método extraordinario para lograr instalar exitosamente todas las actividades que deseas: Los Mini Hábitos. El autor Stephen Guise propone esta increíble metodología para transformar tu vida y alinearte con tus mayores objetivos.


Las 4 "P's" de los Mini Hábitos

Rápidamente te explicaré lo que es un Mini Hábito a través de las siguientes 4 “P´ s”.

Los Mini Hábitos son:

  • Pequeños

  • Prácticos

  • Periódicos

  • Positivos

Veamos cada uno de estos elementos.

Un mini hábito es pequeño porque no demanda mucho esfuerzo.

Se basa en prácticas periódicas, es decir actividades que te comprometes a realizar de manera diaria sin ninguna excusa.

Y son positivas porque están promoviendo un crecimiento en tu vida de manera constante.

A grandes rasgos esta es la principal idea:

  • “Hacer algo pequeño cada día, tendrá un impacto mucho mayor que hacer muchas cosas solo una vez”.


Estudios científicos han demostrado que más del 45% de nuestros comportamientos están dirigidos por nuestros hábitos. Esto se debe a que nuestra fuerza de voluntad es limitada, y es mucho más fácil realizar actividades a las cuales ya estamos acostumbrados. Te pongo un ejemplo. Cuando te lavas los dientes no estás pensando en cómo agarrar el cepillo, cuánta pasta de dientes utilizar, ni cuánta presión ejercer en cada diente. Si es un hábito que has hecho toda tu vida, realmente lo haces de manera sencilla y natural, sin utilizar demasiada energía mental. Ahora, para instalar hábitos que te lleven a una vida extraordinaria, es lo mismo, empieza por acciones muy pequeñas que se repliquen diariamente, pase lo que pase.


Motivación Pasajera

Imagina a una persona que quiere mejorar su salud y tener un mejor cuerpo. Se pone el siguiente objetivo:

“A partir de ahora me comprometo a hacer ejercicio todos los días durante una hora.”

La primera semana empieza bien, todos los días se compromete a ir al gimnasio. Se prepara, toma sus cosas, y pone a prueba una rutina de ejercicio que encontró en internet.

Sin embargo, esto deja de funcionar. Y la esperanza de ir diario comienza a desaparecer.


Esta persona comienza a poner excusas y pretextos, a partir de la segunda semana comienza a fallar ciertos días y se justifica diciendo:

Estoy muy cansado y no tengo tiempo de ir al gimnasio”. Empieza a faltar, y poco a poco se va generando un sentimiento de culpa.

A pesar de haber comenzado con mucha motivación, el entusiasmo se apaga y se siente culpable de fallarse a sí mismo.

Ante esto, hay 2 caminos que puede tomar, el primero es dejar de sentirse culpable, abandonado todo el proyecto de hacer ejercicio y regresando a los viejos hábitos. La segunda opción es querer compensar el tiempo perdido, y decir:

He faltado mucho al gimnasio, ahora iré a ejercitarme y también voy a correr”. Esta persona busca esforzarse aún más…Lamentablemente…Si has estado en esa situación, el resultado no siempre es el mejor.


El Poder de los Mini Hábitos

Los Mini hábitos te presentan una tercera opción.

En lugar de comenzar por ejercitarse una hora diaria, decide hacer lo siguiente:

“Haré 5 sentadillas con salto al despertar;

Haré 5 lagartijas antes de dormir;

Y subiré trotando todas las escaleras que encuentre frente a mi”

De esta manera, sin importar lo que pase, esta persona puede lograr el objetivo de ejercitarse. Aunque algunos días esté cansado, no tenga tiempo y se sienta inactivo, sabe que cuando despierte tendrá que saltar, cuando pueda subir una escalera correrá y cuando vaya a dormir tendrá que cumplir con sus 5 lagartijas.


La estrategia aquí es muy diferente a la convencional. Mucha gente puede tener grandes intenciones pero si no hay resultados, esas intenciones no valen nada. La realidad es que tener grandes expectativas sin llevarlas a la acción puede dañar mucho tu confianza. Cuando tienes un gran objetivo, por ejemplo, leer un libro en un mes. Sabes que cada día tienes que leer un capítulo. Sin embargo, si algún día no tienes la motivación de leer, un capítulo te puede parecer eterno. Entonces, ese día prefieres no leer absolutamente nada y esperas a que la motivación vuelva a surgir para recomenzar el hábito. Como podrás comenzar a ver, esa es una estrategia equivocada.


Aquí entran los Mini Hábitos. Estos hábitos no demandan mucha exceptiva, no requieren mucho esfuerzo, ni mucho tiempo. Y realmente los puedes hacer cada día sin ningún problema. Incluso alguien que está pasando por una depresión o un estado mental delicado, puede encontrar éxito en estas mini actividades diarias.


Realmente ahora mismo no puedes acceder a tus hábitos, lo que haces ahora sin pensar, es el resultado de muchas repeticiones en el pasado que te han moldeado. Pero lo que sí puedes hacer, es comenzar a construir progresivamente los hábitos que deseas para avanzar a la vida que quieres. Esto es muy parecido a aprender a andar en bicicleta. Los Mini hábitos serán la herramienta perfecta para sutilmente, convencer a tu cerebro que aprenda a ejercer los patrones que deseas realizar sin mucho esfuerzo mental.


A lo mejor te estarás preguntando lo siguiente:

“¡Esto suena muy bien! Pero, ¿Cómo creo estos mini hábitos?”

Aquí te voy a dar los 8 pequeños pasos para crear un gigantesco cambio en tu vida:


8 Pasos para Crear un Mini Hábitos

El paso 1 es: Elige los mini hábitos que quieras instalar y haz un plan flexible semanal de cómo y cuándo los vas a hacer.


El paso 2 es: Pregúntate: “¿Para qué quieres lograr estos mini hábitos?” Piensa en las razones más importantes por las que quieres iniciarlos.


El paso 3 es: Define las entradas que te indicarán cuándo ejecutar el hábito. Piensa: “¿Harás la actividad en alguna hora específica o al finalizar otra actividad?”


El paso 4 es: Crea tu propio plan de recompensa. Tienes que convencer a tu cerebro de que lo que estás haciendo vale la pena, por lo tanto, date pequeñas recompensas que afirmen los hábitos.


El paso 5 es: Escribe Todo. Lleva un pequeño diario de hábitos y rastréalos cada día, también puedes utilizar una aplicación, por ejemplo: Streaks.


El paso 6 es: Piensa en Poco. Cuidado de no agotar tu fuerza de voluntad con grandes anhelos, recuerda que estás instalando “Mini hábitos”.


El paso 7 es: Cumple con tu horario y baja las expectativas. No busques lograr cambios imposibles, en lugar de eso, intenta hacer diminutas modificaciones que realmente tengas la capacidad de hacer todos los días sin ninguna falta.


El paso 8 es: Sé inteligente con el manejo de tus hábitos. Recuerda, este es un proceso y no siempre va a ser muy emocionante. Algunas veces incluso, será aburrido hacer tus “Mini hábitos''. Pero la intención no es entretenerte, sino encaminarte a una mejor versión de ti mismo.


Estos 8 pasos te ayudarán a explorar el espacio fuera de tu zona de confort, recuerda que es ahí donde hay más crecimiento.


8 Reglas Fundamentales

Para que estos Mini Hábitos funcionen en tu vida, hay 8 reglas fundamentales que tienes que respetar:


1: ¡Nunca!, ¡Nunca hagas trampa!


2: Sé feliz con todo el progreso que veas.


3: Frecuentemente, después de cada Mini Hábito, date una pequeña recompensa.


4: Mantente paciente.


5: Si sientes mucha resistencia al cambio, baja la intensidad y ve más despacio.


6: Recuerda lo fácil que es este método.


7: Nunca menosprecies el gran poder de un pequeño paso.


8: Pon ambición en aumentar el tiempo adicional que pasas en un hábito pero no lo hagas un requisito.

Por ejemplo, si tu “Mini Hábito” es leer una página diaria, y un día decides leer 20 páginas, ¡Extraordinario! Pero continua con tu objetivo de una página diaria, reconoce que la ambición te ayudó ese día, pero cuidado de transformar bruscamente tu práctica.


Conclusión

Los “Mini Hábitos” son una de las herramientas más poderosas en el área del Desarrollo Personal. Al terminar este artículo, tienes la puerta abierta para comenzar a construir esos hábitos positivos que te ayuden a transformar tu vida. Pero recuerda que la intención no vale nada si no hay acción. Por lo tanto, comienza a actuar en busca de esos hábitos saludables que te ayuden a cumplir con tu mayor potencial.


Para finalizar te dejo con una reflexión: ¿Qué mini hábito quieres instalar en tu vida? Realmente piensa qué necesitas cambiar para llegar al destino que buscas, y comprométete con esta comunidad a lograr avanzar poco a poco hacia ese gran objetivo. Es tu oportunidad, empieza ahora.






Entradas Recientes

Ver todo

La Regla de las 5 Horas • El Camino al Éxito

Existen personas que han alcanzado enormes niveles de éxito. Personas que han sobresalido en el mundo de los negocios, en la política o en el arte, ante esto nos preguntamos: ¿Qué es lo que los hace t